Archivo por meses: Junio 2004

Pro ana; pro mia

Leo un artículo sobre la anorexia y la bulimia adolescente. Estas niñas hubieran sido místicas siglos atrás. El cuerpo es el enemigo. La única diferencia estriba en el nombre que se le pone a Dios. La oración es la misma.

Delgada línea

Yo, tu, él, nosotros, vosotros, ellos. Una delgada línea separa cada una de tales categorías. Un delgada línea que procurar engrosar cada día un poco más no vaya a ser que nos confundan.

Promesa

Y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, todos los días de mi vida, hasta que el mando a distancia nos separe.

Camino espiritual

De todas las esperanzas del amor, la más dulce para el espíritu es aquella que hace sufrir tanto a quien la recuerda como a quien la olvida.

Poema del camino espiritual, Ibn al-Farid (1181-1235 DC), Poeta sufí

Gracias Pocha

Dolor

Dolor, no me has escuchado cuando requería tu presencia. Ahora vienes sin pedirlo y te acomodas en mi estómago.

Invasión

Astutamente preparan la invasión. No necesitan tanto, basta con que me pregunten. Yo les diré que no lucharé, que me retiraré de la misma forma en que llegué, sin alboroto. Vendrán, me dirán que me vaya y desapareceré. Así, sin más.

Lo tuyo es puro teatro

Unos pocos actores que recitan un papel aprendido. Un espejo en el que mirarse. Un teatro lleno de espectadores que aplauden, que viven para poderse pagar una entrada y para luego llevarse una camiseta como recuerdo. Una representación que se replica en cada espectador cuando imite lo presenciado sobre las tablas. Aquel que luego pretenderá la diferencia confiando en ser el único que logró captar el mensaje. Aquellos a quienes les basta un “¡Qué bonito!” para explicar lo presenciado. Todos los que se llenarán del acontecimiento, que lo comentarán y repetirán para evitar el vacío que les provoca el resto de su existir. Sed de realidades externas para cubrir la banal rutina. Vivir conforme a lo que se espera de cada uno. Dejar al héroe y al mártir que hagan el resto.

¿Una imagen vale mas que mil palabras?

Gracias al poder de lo visual, los grandes acontecimientos quedan relegados a una imagen icónica final, que suele coincidir con la del mártir o la del héroe. Finalmente, del evento, tan sólo queda esta imagen con lo que el fondo de la noticia se pervierte, no se analiza, no se profundiza en su carácter, en su origen, en sus consecuencias. La interpretación de una imagen es mas plana de la interpretación de mil palabras. El texto requiere un intérprete activo, la visualización de la imagen es un gesto pasivo que no necesita esfuerzo interpretativo. Vivimos en una cultura de la imagen. Nuestra civilización pasó de ser oral y visual a apoyarse en los textos para evolucionar. El siglo XX trajo la vuelta al sonido y la imagen como conformador de la realidad, de la historia. El retorno al texto, promovido desde la red virtual puede convertirse en una revolución no por mostrar lo mismo en un nuevo medio, ni por facilitar el hacer lo mismo de una manera más cómoda, sino por posibilitar el acceso al texto a segmentos que antes habían renegado de él. La construcción de redes que enlacen y hagan visible una nueva manera de analizar la realidad multidimensional con palabras es el reto de quienes no creemos que lo único real sea lo que aparece cada día en la televisión.