Archivo por meses: Octubre 2005

Feo no se fue

Feo me enseñó lo que era un blog, con él comenzó mi adicción a estos textos anónimos que cada día alimentan mi curiosidad y pereza (es más fácil leer que escribir y mucho más fácil leer que trabajar). Feo y sus casi diarias transgresiones abrieron una nueva ventana a la que asomarse cada día. Tras el vinieron Kurt y Dwalks; Minid, Microsiervos y Alt1040; Shangay, el necesario Una temporada en el infierno, el enigmático Ehqcd, el imprescindible Libro de notas y tantos otros. De Feo saqué el diseño del primer Cuaderno de hule sin comentarios, ni categorías, ni contacto que luego compliqué con lo que se ve alrededor. Hoy descubro que aunque en septiembre del año pasado dijo adiós, no se fue del todo. Dando una vuelta por los antiguos marcadores de mi difunto Explorer le volví a encontrar. Según sus archivos está por aquí de nuevo desde abril de este año y yo sin enterarme hasta hoy. Ha sido como cruzarse con un antiguo amante, verle igual que la última vez y quedar para follar de nuevo, ahora toca ponerse al día.

Lucrecio

Mientras el objeto de nuestros deseos permanece distante, nos parece superior a todo el resto; en cuando lo tenemos, deseamos otra cosa (Lucrecio)

Un mundo feliz

– Es que a mi me gustan los inconvenientes

– A nosotros no, preferimos la comodidad

– Pues yo no quiero comodidad. …. Yo quiero poesía, quiero peligro real, quiero libertad, quiero bondad, quiero pecado.

– En suma, usted reclama el derecho a ser desgraciado

– Muy bien, de acuerdo, reclamo el derecho a ser desgraciado.

Aldous Huxley (Un mundo feliz)